miércoles, 27 de junio de 2012

NO AL GOLPE EN PARAGUAY

Acostumbrados a la consolidación de la democracia en la región, la noticia del “juicio político” y posterior destitución del presidente de la hermana República del Paraguay provocó el enérgico y generalizado repudio de, precisamente, el resto de los países de esta parte del continente. 
Es que a más de 30 años de una época en la que los golpes militares eran moneda corriente y nuestros países empezaban a recuperar su institucionalidad sobre la base de las luchas sociales, hoy en día resulta opuesto y contrario a la normalidad cualquier intento desestabilizador tenga la fachada que tenga
 Nuestros pueblos no quieren más golpes; quieren una democracia limpia, racional y transparente en la que periódicamente puedan elegir y ser elegidos en libertad y con respeto por las ideas del otro. La destitución del presidente Lugo se enmarca en un proceso de total falta de respeto a la voluntad popular y por eso no debemos permanecer callados. 
Nuestra fuerza política siempre se caracterizó por el respeto al disenso, pero también por el respeto a la voluntad popular sin la cual los gobiernos carecen de legitimidad y legitimación. Desde nuestro nacimiento a la vida política defendimos y seguiremos defendiendo la libertad y la democracia por sobre cualquier otro valor. 
Entonces, y sobre la base de esos principios fundacionales, desde nuestro lugar en Morón condenamos categóricamente el pretendido proceso de “juicio político” expréss que destituyó al presidente Lugo y denunciamos que esa maniobra encubre un golpe de Estado institucional, destinado a retrotraer a nuestros hermanos paraguayos a épocas que ya dábamos por superadas. 
Vaya nuestro apoyo, nuestra solidaridad y nuestro compromiso con las instituciones democráticas paraguayas y nuestro reclamo de vuelta a la normalidad democrática.

No hay comentarios:

Publicar un comentario