sábado, 14 de abril de 2012

Lucas Ghi: “Aún quedan 1000 familias sin luz”


 El intendente de Morón Lic. Lucas Ghi  informó que “1000 familias de Morón, Haedo y Castelar aún siguen sin luz y, a una semana del terrible temporal, uno de nuestros principales objetivos es seguir asistiendo a los vecinos y vecinas afectados por la falta del suministro eléctrico y del servicio de agua”.

  “Todavía no salimos de la emergencia y estamos evitando situaciones de riesgo. Luego de esta etapa, comenzaremos con un plan integral de reconstrucción  de la ciudad para lograr la recuperación de Morón junto a todos los actores de la comunidad”, destacó el intendente Lucas Ghi quien, acompañado por el diputado nacional Martín Sabbatella, puso en marcha un comité de crisis y un plan de emergencias desde el mismo miércoles a la noche luego del temporal.

  Entre los principales daños registrados en Morón, el Municipio informa que ya se asistió a 600 viviendas con techos dañados y a 50 familias cuyas casas fueron destruidas por el temporal.

  Se levantaron 400 postes de energía eléctrica, alumbrado, telefonía y cable, de 800 caídos, y 5.000 árboles de 10.000 dañados o derribados.

  El 75% del territorio de Morón se vio afectado por diversos daños. Se destruyeron 8 gimnasios deportivos, 4 empresas industriales y 4 antenas de comunicaciones. Pasada la emergencia, se articulará con Nación y Provincia líneas de crédito,  financiamiento y subsidios para abordar esta situación con propuestas y proyectos que se están gestionando.

  Además, se trabaja intensamente para recuperar los dos jardines municipales dañados por el temporal para poder retomar las actividades en el menor tiempo posible y sin ningún riesgo para los chicos. Se suspendieron las clases en los jardines municipales Nº1 “Dr. Alfredo Palacios” en Morón y en el Jardín Nº2 “Cascabeles”, en Haedo.

  Desde la central de emergencias  se organiza la distribución de agua y las tareas de todos los equipos que trabajan en la calle. Más de 1200 personas están  trabajando y asistiendo a las familias con necesidades más urgentes y 40 cuadrillas levantan escombros, árboles caídos y postes para evitar peligros en los lugares siniestrados, normalizar el tránsito y evitar derrumbes. Las tareas se realizan en todos los barrios de Morón, Haedo, Castelar, Villa Sarmiento y El Palomar.

  Los equipos municipales trabajan de manera articulada junto al Ejército, Gendarmería, Defensa Civil, SAME, Bomberos, Tránsito, Seguridad Ciudadana, Infraestructura Urbana, Acción Social, las Unidades de Gestión Comunitaria, la empresa Edenor, AySA, el Estado Nacional,  el Centro de Veteranos de Guerra Morón y un grupo de voluntarios conformado por cooperativas, mutuales, organizaciones sociales y religiosas.

  Con 25 móviles municipales, 100 gendarmes están realizando prevención y patrullaje en la vía pública en las zonas sin luz.

  Las cuadrillas de Edenor están en Castelar, Morón y Haedo para seguir restableciendo el servicio a partir de las tareas en líneas de media y baja tensión. Informaron que con el transcurso de las horas volverá la luz en nuevos lugares.

  Desde el jueves, se está realizando la provisión de agua en  las zonas donde no hay suministro de red y no cuentan hoy con el servicio por no tener luz. En Haedo, Castelar norte y sur y Morón están disponibles 15 camiones cisterna durante todo el día en diversos puntos. Ya se entregaron 27.630 litros en botellas o bidones y más de 4.000 velas a vecinos sin luz.

  El Municipio de Morón adquirió además equipos generadores de energía para las zonas más críticas.

  Desde Acción Social la comuna está asistiendo a vecinos y vecinas con chapas, membranas, tirantes, colchones y frazadas para las cientos de viviendas con roturas de techos y medianeras. Son más de 15.000 los hogares afectados por diversos inconvenientes.

  El Municipio, además, brinda asistencia médica y contención psicológica en las Unidades de Gestión Comunitaria.

  El miércoles a la noche el SAME asistió a 260 personas y 36 heridos fueron trasladados para su atención al  hospital de Morón, tres aún siguen internados; una persona falleció en la localidad de Haedo.
Morón es una de las zonas más afectadas por esta catástrofe natural con vientos que superaron los 120 km por hora y que impactó con mayores consecuencias en el oeste del conurbano dejando como saldo importantes daños materiales y económicos en miles de hogares: cientos de viviendas con voladuras y roturas de techos y medianeras, miles de árboles caídos, además de antenas de telefonía y postes de alumbrado público, zonas sin luz y agua, entre otros.

  Se recuerda también que ningún empleado municipal puede cobrar por el servicio. Si se detectan irregularidades, denunciar a la oficina anticorrupción: 0800-222-9602.

  Los vecinos y vecinas pueden comunicarse las 24 hs a los siguientes teléfonos: Defensa Civil: 103/ 4489-0750/ 4483-2127. SAME: 107 /4628-5555 /0800-345-7263.

No hay comentarios:

Publicar un comentario